¿Los productos del programa me podrían ayudar a mejorar mi cabello, mi piel y mis uñas?

¿Notas tu piel reseca? ¿Tienes el cabello frágil y sin brillo? ¿Se te rompen las uñas con facilidad?

Estos y otros son algunos signos que pueden darse cuando existe una falta de vitaminas y minerales. Ahora bien, hay un dato que deberíamos tener claro: ningún tratamiento de belleza tendrá éxito si primero no empezamos desde el interior.

Alimentar la belleza desde el interior es el tratamiento más efectivo que podemos ofrecer a nuestro organismo para ayudarle a mantener un cabello vigoroso y brillante, una piel tersa e hidratada y unas uñas sanas y fuertes.
La disminución del valor nutricional de los alimentos que tomamos, el intenso ritmo de vida actual, factores ambientales como la contaminación y la radiación solar, cambios hormonales, el estrés, etc., nos provocan deficiencias en vitaminas y minerales.

Una alimentación sana y equilibrada también es fundamental para que nuestras uñas, piel y cabello reflejen bienestar. Su aspecto será el primero en indicarnos si existe algún problema interno.

El agua y los minerales que aporta la nutrición son muy importantes para el cuidado de la piel. Si a la piel le falta hidratación, esta se puede volver seca y áspera. Sin embargo, el déficit puede incluir más nutrientes.

Las Vitaminas fundamentales para la salud de la piel, de las uñas y del cabello son:

  • A: Previene el daño celular y el envejecimiento prematuro de la piel porque protege contra la radiación ultravioleta e inhibe el crecimiento de las células cancerosas;
  • C: con propiedades antioxidantes, estimula la síntesis de colágeno, la proteína que forma la estructura básica de la piel y aumenta la luminosidad de la piel;
  • D: Ayuda al cuerpo a absorber el calcio para que los huesos y los dientes estén sanos y fuertes. Además, es un potente antioxidante;
  • K: descongestiona la piel activando la circulación. De este modo combate el enrojecimiento cutáneo y la cuperosis. Resulta estupenda para eliminar bolsas y ojeras;
  • del grupo B: B5 hidrata la piel, previene las arrugas y el envejecimiento y acelera la curación de heridas o quemaduras; B7 Biotina es la responsable de tener el cabello, las uñas y la piel sanas; B12 es responsable de la formación de glóbulos rojos y es considerada una vitamina anti envejecimiento ademas de regular la pigmentación de la piel, iluminándola y unificando el tono;
  • E: Es un potente antioxidante capaz de neutralizar el daño producido por los radicales libres, combate las arrugas ralentizando el envejecimiento de las células y preservando el colágeno. Ademas acelera la curación de las cicatrices.

También hay que tener en cuenta minerales como el hierro, el yodo o el zinc para el cuidado de cabello, piel y uñas. Sin olvidar los ácidos grasos esenciales, que son buenos tanto para el organismo como para la elasticidad de la piel, por lo que pueden intervenir en el tratamiento de algunas enfermedades relacionadas con la psoriasis, el acné o los eccemas.

Es necesario disfrutar de un equilibrio orgánico adecuado y sin déficits vitamínicos para que el cabello luzca fuerte y brillante, para que nuestras uñas no se rompan y para que la piel esté tersa y elástica.

Para aportar estos micronutrientes esenciales, necesarios para nuestro cuerpo, conviene incluir en la alimentación diaria el Batido nutricional. Enriquecer nuestro organismo por dentro de específicos micronutrientes para el cuidado de cabello, piel y uñas, nos ayudará a potenciar los resultados por fuera: te aconsejamos el suplemento de Colageno hidrolizado Verisol, el Multivitaminico y el complejo de Calcio, Vitamina D y minerales para así lucir cabello, uñas y piel con un aspecto más saludable.

Ahora bien, cuando tenemos algún problema de salud, la piel será la primera en avisarnos:

  • Ojeras debido al cansancio y al no dormir bien o lo suficiente;
  • Palidez debido a una anemia;
  • Hinchazón de la cara debido a una retención de líquidos (bolsas);
  • Sequedad por no estar adecuadamente hidratadas, por deficiencias nutricionales  y por la sobreexposición al sol, sin la protección apropiada;
  • Rostro envejecido de forma prematura por déficit de cinc, de vitaminas C y D, además de aminoácidos;
  • Acné facial puede aparecer debido a la deficiencia de vitaminas A, E y del complejo B. Aunque son muchos los factores hormonales y ambientales que influyen en su desarrollo, el hecho de carecer de dichos nutrientes puede favorecer su aparición. Se recomienda reducir al mínimo la ingesta de alimentos ricos en grasas y azúcares y aumentar el consumo de agua.

Nuestro cuero cabelludo se nutre básicamente de proteína, pero también de vitaminas y minerales para poder crecer con más fuerza. Estos nutrientes los consigue a través de los alimentos que ingerimos a diario por lo que si tenemos una carencia de ellos, lo más probable es que crezca quebradizo y debilitado. El cabello es una estructura complementaria a la piel y que se caracteriza por su elevada queratinización. Sigue un ciclo natural que va desde su nacimiento hasta su caída. Tampoco podemos olvidar que el cabello envejece y que, a pesar de ser una estructura «muerta», lo que sí podemos nutrir es el bulbo piloso y el cuero cabelludo para ofrecerle vigor y luminosidad. Las razones por las que lo perdemos se deben a problemas hormonales en la mayoría de los casos. Durante el embarazo, por ejemplo, y debido a la elevada producción de estrógenos, lucimos un cabello más hermoso. No obstante, tras el parto puede aparecer un desequilibrio hormonal y sufrir una caída del cabello. Una dieta incorrecta e incluso el estrés también determinan su salud y belleza.

Nuestro cuerpo es inteligente y sabe priorizar nuestros nutrientes: Si siente que nuestros músculos necesitan proteína o nuestros huesos minerales, lo primero que hará es mandarlos a estos lugares en vez de nuestro cabello y piel.

4 TIPS PARA LOGRAR UNA NUTRICIÓN INTERNA IDEAL PARA LA PIEL, EL CABELLO Y LAS UÑAS

1. Consume 5 o más raciones de fruta y verdura al día

La fruta y la verdura ayudan a la hidratación y aportan las vitaminas, por tanto, son buenos alimentos para fortalecer el cabello, las uñas y la piel. Eso sí, procura tomar algunas de las raciones de verdura en crudo para que las vitaminas que son termolábiles, como la vitamina C, no se pierdan. Las espinacas y otros alimentos de hoja verdes, alimentos de color rojo-anaranjado (zanahoria, calabaza, batata, tomates), frambuesas,  grosella negra, kiwi, caqui, papaya, fresa, brócoli, coles de Bruselas, albahaca y la salvia, en los vegetales de hoja verde (lechuga, acelga, espinaca, grelo, berro, repollo…)

2. Dosis de ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos esenciales puedes conseguirlos principalmente a través del aceite de oliva virgen extra, pues su uso suele ser diario. A lo largo de la semana, consume pescado azul (salmón, atún, caballa, sardinas, etc.), y no te olvides acompañar algunas comidas con un puñado de frutos secos, sobre todo las nueces, pues son las que aportan una mayor cantidad de omega-3 (o puedes también complementarla con este suplemento).

3. Evita productos procesados porque contienen principalmente azúcares y grasas poco saludables para el organismo.

4. Eleva la dosis de proteínas en tu dieta. Puedes conseguirlas a través de carnes blancas o pescado o con vegetales de hoja verde o agregando la proteína de soya a tu batido o a tus comidas o en los huevos, legumbres

Como ves, son muchos los nutrientes necesarios para mantener la salud de tu cabello, piel y uñas. Esos nutrientes se encuentran en diferentes alimentos, por lo que si los incorporas en tu día a día, podrás olvidarte de los déficits.

NUTRICIÓN EXTERNA PARA LA PIEL Y EL CABELLO

La piel es uno de los órganos más delicados del cuerpo, y que por tanto más cuidados requiere. Al estar expuesto a constantes agresiones externas, la cara puede sufrir un gran desgaste que provoca la aparición de manchas, arrugas y otros problemas. Para prevenir su aparición o minimizar sus efectos tenemos que recurrir a los tratamientos y el cuidado facial.

El nivel de humedad, las temperaturas extremas (tanto altas como bajas), el viento, el sol y la radiación UV, son responsables de la deshidratación de la piel. También el contacto prolongado o repetido con agua debido a una higiene excesiva puede conducir, a largo plazo, a la deshidratación de la piel.El uso de jabones no adaptados a las condiciones fisiológicas de la piel o elementos abrasivos, como la piedra pómez o los guantes de crin, pueden ser también una causa. Algunos medicamentos (retinoides, corticoesteroides) y los brotes de ezcema, que se producen al trabajar en algunas profesiones, como en peluquería o en la construcción, también producen sequedad en la piel. Además, el envejecimiento hormonal reduce los componentes hidrolipídicos que forman la barrera protectora de la piel.

La nutrición facial juega un importante papel en este objetivo, ya que es uno de los tratamientos más eficaces para limitar los efectos del sol, el frío o el viento, al igual que para otras propias de los trabajos de interior como son el aire acondicionado o la luz artificial. Su objetivo es regenerar el colágeno y la elastina de las células faciales, para evitar la pérdida de melanina.

Existen 4 Tipos de piel y en base a tu tipo de piel deberás elegir los productos mas adecuados:
  • Piel normal: No tiene poros abiertos ni acné, es flexible y suave al tacto;
  • Piel seca: Es delgada, se siente tirante y no tiene elasticidad. suele presentar arrugas prematuras alrededor de los ojos, cuello y frente;
  • Piel grasa: Es gruesa y brillosa, también presenta poros dilatados, puede sufrir problemas como granitos, barros y espinillas (puntos negros); pero no presenta envejecimiento prematuro, pues es resistente;
  • Piel mixta: Como su nombre lo indica, tiene características de piel grasa en la llamada “zona T” (frente, nariz y barbilla), mientras que presenta sequedad en el resto de la cara.

¿QUÉ RUTINA DEBO SEGUIR PARA EL TRATAMIENTO DE NUTRICIÓN FACIAL?

  1. Elimina el maquillaje suavemente para evitar que la piel se vuelva aún más frágil.
  2. La limpieza cotidiana es imprescindible para la efectividad de cualquier tratamiento, ya que una piel limpia es más receptiva a los productos cosméticos. Por lo tanto lo primero es aplicar el limpiador indicado según las características de la piel a tratar. Aconsejamos el Limpiador citrico de la linea Skin para tipo de piel normal/grasa y el Limpiador de sábila para piel seca/normal tanto en las mañanas como en la noche.
  3. El uso de exfoliantes cosméticos estimula el proceso natural de renovación celular y ayuda a retirar las células muertas, evitando así el engrosamiento epidérmico y mejorando el aspecto de la piel. Te aconsejamos usar el Exfoliante de la linea Skin de 1-3 veces por semana.
  4. Según las necesidades de la piel puede ser necesario extraer la suciedad de los poros de la piel y los folículos pilosos 1-3 veces a la semana con una Mascarilla a base de arcilla y menta de la linea Skin.
  5. Aplicar el tónico indicado para estimular las funciones biológicas de la piel y la circulación sanguínea ejercitando al mismo tiempo una acción tónica sobre los músculos y preparándola para recibir los tratamientos. Aconsejamos el Tonico energizante de la linea Skin.
  6. Aplicar el serum con las yemas de los dedos y realiza movimientos circulares del interior del rostro hacia fuera. El serum tiene capacidad de penetrar en las capas más profundas de la piel y se puede utilizar en todo tipo de pieles, tanto grasas como secas. En el caso de pieles deshidratadas, les aporta esa hidratación extra y profunda de la piel que necesitan. Por otra parte, su textura ligera hidrata la piel sin saturarla por lo que es ideal para pieles con tendencia grasa o mixtas. El sérum ayuda a la regeneración celular y retrasa la aparición de las primeras arrugas. Tiene un acción intensiva gracias a la alta concentración de principios activos. Te aconsejamos el Serum reductor de lineas de Skin.
  7. Sólo queda devolverle las sustancias que le proporcionan elasticidad y suavidad. La mejor forma de conseguirlo es mediante una buena hidratación que nos ayude a recuperar el agua superficial perdida. Una piel sana, bella, luminosa y con vitalidad dependerá del grado de hidratación. Aplícate una crema hidratante todos los días, para mantener un nivel adecuado de hidratación y restablecer la función barrera de la capa córnea. La radiación solar también deshidrata la piel. Elige tu tratamiento hidratante con filtro como la Crema humectante con FPS 30 de la linea Skin o aplícate la crema hidratante como la  y, a continuación, un protector solar. Elige una textura adecuada a tu tipo de piel, la estación del año o el clima en el que te encuentres.

Un producto hidratante es aquel que elimina las señales y síntomas de la piel seca. El 70% del agua se halla en las capas profundas de la epidermis y de la dermis, y el 13% en la capa córnea más superficial. Los mejores productos hidratantes son aquellos que dejan una finísima película protectora sobre la epidermis, y mantienen la cantidad necesaria de agua en la piel, que es de aproximadamente un 13%, y que disminuye con el paso del tiempo hasta llegar a 5-7%.

A veces no está clara la diferencia entre hidratación y nutrición. Hidratación es agua, nutrición son lípidos.

Las cremas hidratantes las necesitan todos los tipos de pieles, sin excepción alguna. Las cremas nutritivas contienen lípidos porque van destinadas a pieles más secas, a las que les falta sebo, las que su dermis no tiene suficiente con lo que segregan sus glándulas sebáceas. Para este tipo de pieles, la crema nutritiva es como un bálsamo de suavidad y confort. Las cremas nutritivas representan un tratamiento de choque para la piel dañada por el sol y en ese momento es cuando son adecuadas para todo tipo de pieles. Con el uso de cremas nutritivas se pretende detener la atrofia del tejido subcutáneo, la relajación de la piel, su envejecimiento prematuro, y las consabidas arrugas.

Las cremas para usar antes de ir a dormir ayudan a reparar la piel y a favorecer la renovación celular. Este tipo de cremas son nutritivas y contienen principios activos específicos para ayudar la piel a regenerarse. En la fase de sueño profundo se acelera la regeneración celular, la piel aprovecha para recuperarse de los daños sufridos por el día y producir más colágeno y elastina, responsables de su elasticidad, firmeza e hidratación. Te aconsejamos usar la Crema de noche de la linea Skin.

     7. No olvides rehidratar el contorno de los ojos con un producto específico para esta delicada zona. Los tratamientos para el contorno de ojos proporcionan una hidratación intensa que estimula la producción de agua en el centro de las células, evitando las finas líneas de expresión y las patas de gallo. Te aconsejamos el Gel contorno de ojos y la Crema hidratante contorno de ojos de la linea Skin.

Gracias al efecto del ácido hialurónico y las vitaminas aplicadas, los efectos son visibles a los pocos días, aunque se deben seguir aplicando cremas específicas para cada tipo de piel. A pesar de que este tratamiento puede ser efectivo, no hay que olvidar el cuidado facial diario es la mejor forma de evitar que aparezcan las imperfecciones y mantener los niveles de colágeno y elastina que evitan las arrugas.

Para hidratar la piel de normal a seca puedes hacerte una mascarilla con avena, miel y Gel de Aloe Herbalife como indicada en el siguiente video.

NUTRICIÓN EXTERNA DE LA PIEL DEL CUERPO Y DE MANOS

Para limpiar manos y cuerpo sin afectar la humedad de la piel de mano y de cuerpo te aconsejamos usar a diario el Jabón líquido o el Jabon de barra a base de aloe vera, de aceite de oliva y de vitaminas A, C y E.

Una crema corporal y un gel hidratante para el cuerpo funcionan de manera diferente en la hidratación corporal, y su utilidad depende del tipo de piel y del área a tratar. Generalmente los geles están elaborados a base de agua y las cremas a base de aceites.

Tanto los geles como las cremas pueden ser eficaces para proteger, hidratar y nutrir la piel en profundidad, por lo que debes elegir el formato que más te convenga y que mejor se adapte a tus necesidades y tipo de piel.

La crema corporal, por su parte, está hecha a base de aceites y es muy nutritiva, tiene una textura más densa que el gel y es ideal para piel seca, pieles sensibles y pieles maduras.

El gel hidratante para el cuerpo, tiene una textura mucho más ligera que la crema y suele ser más indicado para hidratar y proteger las pieles grasas y con problemas de acné, así como para aplicar en zonas en donde hay irritación a causa de los rayos solares, pues su consistencia provoca una sensación de frescura.

Puedes hidratar la piel del cuerpo con el Gel refrescante corporal de textura suave y ligera que penetra inmediatamente y da matiz a la piel o con la Crema para manos y cuerpo que brinda humectación prolongada de rápida absorción, a base de sábila y manteca de karité, dejando la piel suave y tersa.

NUTRICIÓN EXTERNA DEL CABELLO

El cabello generalmente sufre daños con químicos, daños con el calor, son tantos los factores que pueden dañar tu cabello. Y la mejor solución  es elegir correctamente el champú que puede ayudarte para que tu cabello luzca sano y fuerte.

El Champú fortificante de la linea Herbal Aloe está compuesto por ingredientes suaves (aloe vera, proteína de trigo hidrolizada y selectos ingredientes botánicos) que activan la vitalidad, fuerza y los nutrientes que a través de los químicos y la contaminación del aire el cabello puede estar sufriendo. Su uso a diario no dañara tu cabello al contrario lo llenará de vida y salud ayudando a proteger, reparar y fortalecer el cabello. Ayudan a conservar el color del cabello teñido, dejándolo suave y sedoso.

El Acondicionador fortificante Potencia el efecto del champú, desenreda y aporta brillo al cabello. El cabello se vuelve más fuerte y resistente.

Dejan el cabello 10 veces más fuerte después de un solo uso y reducen al 90% el cabello quebradizo; Son ambos productos libres de sulfatos y parabenos; Se caracterizan por una fragancia fresca y suave.

 

Si deseas reservar una prueba gratuita del spa facial, contáctame por whatsapp o rellena el formulario.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *