Azúcar veneno blanco

VENENO BLANCO DULCE CON ACCION LENTA PERO FATAL: EL AZUCAR - PARTE 1 -

Veneno blanco: El azucar

El azúcar veneno blanco es el azúcar añadido y escondido en alimentos procesados que el consumidor no relaciona intuitivamente con azúcar.

AZUCAR añadidas Y ESCONDIDAS EN ALIMENTOS Y BEBIDAS PROCESADAS

Las salsas preparadas o los embutidos contienen azúcar. Una cucharada de ketchup contiene casi una de azúcar. Un bote de tomate frito de 300 gramos lleva casi 10 cucharadas de azúcar. Las galletas en general tienen un 20% de azúcar.

Las harinas refinadas son azúcares compuestos (hidratos de carbono) que pasan a la sangre tan rápidamente que el efecto es el mismo que el del azúcar simple. Los hidratos de carbono del pan de molde blanco de un bocadillo llegan a la sangre tan rápido como lo harían cinco cucharadas de azúcar”

ilustra Serafín Murillo, asesor en Nutrición y Deporte de la Fundación para la Diabetes.

Los refrescos azucarados son un caso hiperbólico. Una lata de refresco contiene unas 5 cucharadas de azúcar: la dosis recomendada para ingerir en todo un día. Consumir una o más de estas bebidas al día está asociado con un incremento del riesgo de desarrollar obesidad, diabetes y trastornos cardiovasculares.

No sólo son los kilos de peso, es la grasa abdominal, que se infiltra en el páncreas y el hígado, la que desencadena la respuesta inflamatoria que afecta al metabolismo”,

explica Murillo. En la barriga está la clave del desarreglo metabólico y cardiovascular. El valor máximo saludable del perímetro abdominal es de 88 centímetros en la mujer, mientras que en el hombre el valor es de 102 centímetros.
La hormona insulina que segrega el páncreas recoge la glucosa de la sangre y la mantiene por debajo de 100 miligramos por decilitro. Los desajustes continuados en la alimentación conducen al agotamiento pancreático.

Cuando el sistema funciona mal, se libera más insulina de la necesaria y se acumula en la sangre. Como consecuencia aumenta el apetito, la tensión arterial, el colesterol malo y baja el bueno. En definitiva, comienzan los problemas cardiovasculares”,

explica Murillo. La diabetes tipo 2 lleva asociada, si el paciente no se cuida, una serie de enfermedades crónicas como insuficiencia renal, ceguera, problemas cardiacos, complicaciones durante el embarazo y muchas más posibilidades de morir por una neumonía o una gripe. Si se descuida la enfermedad, los diabéticos sufren daños en el sistema nervioso y su circulación sanguínea se empobrece, lo que conduce en ocasiones a amputaciones; a veces, simplemente un pequeño corte en el pie puede convertirse en gangrena.

CONSECUENCIAS EN EL ORGANISMO DEL azúcar En exceso

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de que el alto consumo de bebidas o alimentos ricos en azúcares añadidos reduce la calidad nutritiva de la dieta, pues aporta una cantidad considerable de energía carente de nutrientes. Esto contribuye a aumentar la prevalencia de obesidad, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, causas principales de mortalidad.

El azúcar extra que circula por el cuerpo se instala por primera vez en el hígado en forma de glucosa. Al ser un consumo excesivo diario, cuando el hígado llega a su máxima capacidad se hincha como un globo y devuelve a la sangre el exceso de glucosa en forma de ácidos grasos que se transportan a cada parte del cuerpo. Primero, eligen las áreas más inactivas del cuerpo para almacenarse: las nalgas, los pechos y las caderas. Cuando ya están llenas hasta la bandera, los ácidos grasos acampan entre los más activos, como el corazón y los riñones. Al final, todo el organismo queda afectado por una funcionalidad disminuida, produciendo una tensión sanguínea anormal.

Es entonces cuando la función de estos órganos se ralentiza, degenerando sus tejidos y volviéndolos grasos”.

Cuando comemos azúcar perdemos vitaminas del grupo B, vitaminas E, calcio, fósforo, cromo, cobre, magnesio, hierro y otros elementos nutritivos que salen directamente de nuestras reservas. El organismo no tiene más remedio que coger el calcio de los huesos, lo que contribuye a debilitarlos y degenerando en una osteoporosis. Las mismas caries que se producen en los dientes se van produciendo en los huesos. No se ven, pero se sienten de mayores. Es importante aportar todas las vitaminas y minerales que nuestro organismo necesita a diario, por medio de suplementos para poder suplir a este tipo de carencias.

El azúcar paraliza el sistema inmunológico desequilibrando la glucemia, con sus repercusiones psicofísicas. En particular, el azúcar blanco es absorbido muy rápidamente por el intestino delgado y causa una veloz e intensa elevación del azúcar en sangre (hiperglucemia) que conduce a un estado de excitación física y psíquica.

También incrementa el riesgo de desarrollar cáncer. Las células segregan productos de desecho llamados radicales libres. Las enzimas neutralizan los efectos negativos de los radicales libres, pero las enzimas necesitan un balance adecuado de minerales para ser efectivas. Cuando el azúcar reduce los minerales del cuerpo, las enzimas dejan de ser tan efectivas, incrementando la presencia de radicales libres que pueden reducir la disponibilidad de oxígeno, lo que podría provocar mutaciones celulares cancerígenas.

Hiperinsulismo, diabetes, úlceras estomacales, enfermedades hepáticas, obesidad, indigestión, dermatitis seborreica, falta de concentración, ansiedad, trastornos psicológicos e incluso comportamientos delictivos violentos son otras consecuencias que podría tener el azúcar de más en el cuerpo. El azúcar interfiere con la absorción de la proteína; eleva el ácido úrico disminuyendo el oxido nítrico, lo cual eleva la tensión arterial y por lo tanto puede dañar tus riñones.

Azucar MAXIMA TOLERADA

Ser consciente de los contenidos de azúcar existentes y añadidos de los alimentos y bebidas que consumimos es vital para nuestra salud – más aún hoy en día debido a que muchos productos tienen azúcares añadidos en altas cantidades.

El azúcar no tiene ingesta diaria recomendada, sino un máximo tolerado

  • Hombres: 7 cucharadas al día
  • Mujeres: 5 cucharadas al día
  • Niños: 3 o 4 cucharadas al día.

Pero actualmente se consumen un promedio de más de 22 cucharadas al día!

No porque tu ingesta diaria recomendada sea de 7 o 5 cucharadas por día, las tienes que comer todas, solo es una referencia para no superar tu máximo recomendado.

INDICE GLUCEMICO DE LOS ALIMENTOS

Deberíamos consumir alimentos con un índice glucémico bajo, que permiten que el azúcar no pase tan rápidamente a la sangre, como son las frutas, los boniatos, el pan y harina integrales, las lentejas, los garbanzos, etc. En realidad serían alimentos naturales y poco transformados.

El índice glucémico (IG) de los siguientes procesos de preparación de alimentos:

  • Los productos refinados tienen un IG mayor que los integrales
  • El triturado eleva el IG, por ejemplo, un zumo con respecto a la pieza de fruta
  • La cocción lo aumenta, por ejemplo, la pasta al dente tiene un IG menor que la pasta bien cocida
  • La refrigeración lo disminuye, por ejemplo, la patata fría tiene un IG menor que la consumida en caliente.

Por lo tanto cuando se dice que el azúcar es imprescindible para el ser humano porque nos aporta energía, en realidad lo que imprescindible son los hidratos de carbono, no el azúcar blanco refinado, que sólo aporta «calorías vacías».

Azúcar escondida

Contáctame para guiarte en cambiar tus hábitos alimenticios y aprender a reconocer los alimentos nutritivos y los menos saludables, para acompañarte en tu camino de transformación mental y física.

1 comentario en “Azúcar veneno blanco”

  1. Pingback: ¿Los Productos Del Programa Me Podrían Ayudar A Mejorar Mi Cabello, Mi Piel Y Mis Uñas? - Claudia Parra

Los comentarios están cerrados.